QUIERO UNA SESIÓN DE FOTOS BOUDOIR

BOUDOIR proviene del francés y significa “tocador” y antiguamente era la habitación donde las damas se arreglaban y se empolvaban. Hoy en día la fotografía Boudoir Es el arte de fotografiar el cuerpo y la personalidad mostrando el lado más femenino, creando imágenes en las que la mujer pueda ver reflejada su belleza, al mismo tiempo de ofrecerle una experiencia divertida, refrescante y sexy.

"La fotografía Boudoir es desnudar el alma sin desvestir el cuerpo".

Boudoir NO significa desvestirse ante la cámara. El juego de la seducción, la imaginación, la insinuación hace que la fotografía cobre fuerza. Es imprescindible que exista un enfoque honesto y puro de la persona a la que estamos fotografiando. Este estilo no es para agradar a hombres, sino a la mujer que tenemos delante de la lente.

Fotografías elegantes que podemos mostrar con orgullo a nuestro entorno.  

Normalmente las sesiones boudoir son un regalo especial para alguien, pero también lo son para una misma porque en ellas descubrirás lo realmente sensual que puedes llegar a ser.

 

Somos de los que piensan que una sesión de fotos puede llegar a aumentar la confianza en uno mismo y por qué no… la autoestima! En especial, en las sesiones fotográficas en lencería, nuestro trabajo es hacer que la persona fotografiada se sienta tranquila con la situación. Hacerla sentir sensual, preciosa y espectacular tal cual es!  ERES PRECIOSA! y te lo mereces! Y es que este tipo de fotografía es así, una terapia perfecta! una forma genial de reafirmación personal! Porque da igual la edad que tengas, tus historia, tu físico, tus complejos y tus miedos. porque si te quieres y estás feliz contigo misma, todo lo demás sobra.

 ¿PORQUÉ REALIZAR UNA SESIÓN DE BOUDOIR…? 

¿Por qué no celebrar tu momento? ¿o realizar un regalo original y diferente? Pero sobretodo regálatelo a TI! Creemos que puedes permitirte sentir, durante unas horas, como una verdadera DIVA.

Muchas mujeres nos han confirmado que después de haberse realizado una sesión y ver el resultado, habían cambiado su forma de verse a sí mismas. Que su autoestima ha crecido, que se veían más guapas o haber reencontrado su feminidad. Para nosotros es la mejor recompensa de nuestro trabajo!

¿QUÉ SESIÓN TE GUSTARÍA?

 ¿Con qué estilo te sientes identificada? ¿Sexy o natural? ¿Glamour o boudoir?

Antes de nada tienes que decidir qué tipo de sesión quieres, aquí las diferentes opciones:

BOUDOIR– Sesión en la intimidad, mostrando tu lado más sensual. Imágenes elegantes que mostrarás encantada.

GLAMOUR– La sensualidad va mucho más allá de mostrar piel en las imágenes. Se puede ser muy sensual con un vestido y unos tacones.

PAREJAS– Una sesión en pareja es especial porque se busca captar la complicidad, la química, las miradas, el cariño, la pasión. Imágenes que nos recuerdan los spots de perfumes, donde hay alto componente erótico. Para parejas que buscan lo atrevido y diferente.

¿QUÉ ME PONGO?

 No sé que ponerme… Esto siempre me lo que me dicen y al final venís cargadas con un montón de cosas chulísimas. La ropa o lencería tiene que ser que te haga sentir bien. No hay nada establecido o rígido. Puede ser desde un vestido escotado, un conjunto de lencería o una camisa de tu pareja, un jersey de punto, o alguna blusa estampada. Texturas y transparencias siempre funcionan. Si te gustan los tacones, tráelos, pero si eres más de llevar camperas, ponte lo que te haga sentir bien.

¿TENGO QUE DESNUDARME?

En absoluto! Si bien, cuando hacemos fotografías de desnudo las realizamos de una manera elegante donde no tiene porque verse explícitamente nada, los límites los pones tú.

¿DÓNDE SE HARÍA LA SESIÓN?

Las fotografías las haremos en nuestro estudio, donde disponemos de todas las comodidades y equipo necesario para que tu sesión sea una experiencia agradable. Mientras tú estés relajada y cómoda, nosotros podremos hacer las mejores fotos de ti.

¡NO SÉ POSAR!

No te preocupes. Esta situación es la más corriente y estoy acostumbrado a trabajar con mujeres sin experiencia. Desde el inicio te daré indicaciones para potenciar tu figura, adaptándome a tu forma de ser. Sin forzar pero acompañándote en el camino. Al principio no sabrás, pero al poco rato, cogerás confianza y lo harás estupendamente.

TENGO PARTES DE MI CUERPO QUE NO ME GUSTAN

Antes de la sesión, charlaremos de lo que te gusta, de lo que no, y sólo potenciaremos “tus puntos fuertes” y disimularemos “los defectos”.

 “ NO TENGO EDAD, TENGO ARRUGAS, NO TENGO FIGURA”

La perfección no existe y no pretendemos que lo seas. Queremos plasmar lo mejor de ti, y estoy segura que aunque tengas defectos, tendrás muchas más virtudes! Sólo hay que relajarse y disfrutar!

LA MAGIA DEL BOUDOIR ES QUE ESTÁ HECHO PARA TODAS LAS MUJERES SIN LIMITACIÓN ALGUNA


 ¿PUEDE ACOMPAÑARME ALGUIEN?

Lo ideal es que vengas sola, ya que por experiencia y generalmente, cuando hay alguien más durante la sesión, no terminas de entrar en situación y por lo tanto no estarás del todo relajada y cómoda, y eso es algo que luego se refleja en las fotografías aunque no lo creas.

 Sin embargo, si sabes que vas a estar tranquila y no va a influir en ti su presencia, por supuesto que puedes venir acompañada.

 ¿SE VAN A PUBLICAR MIS FOTOS?

No, si tu no quieres. Por ello redactaremos un contrato/acuerdo en el que, entre otras cosas, se estipulará la cesión de derechos de imagen, los cuales tú puedes decidir (No publicar, permiso parcial y permiso total).

Si en un principio nos dijiste que no a la publicación y luego te lo piensas y aceptas que se publique alguna imagen, se deberá expresar por escrito.


 NECESITO CONSEJOS DE COMO POSAR

 ¿Cómo posar para una sesión de fotos? Sabemos que no todas nuestras clientas saben o se les da bien interactuar con las cámaras, el llegar a conectar con el fotógrafo y con una misma conlleva un tiempo de adaptación. Por eso y para que te sientas más relajada a la hora de hacerte tu primera sesión de fotos, hoy te ofrecemos estos trucos para posar con naturalidad en una Sesión Boudoir.

¿Cómo empezamos?

Primero que todo, tranquila, respira! Nosotros vamos a estar pendientes de ti en todo momento y vamos a guiarte a la hora de posar y dónde colocarte. Te iremos pidiendo hacia dónde mirar, levantar o bajar la barbilla, manos, brazos… parece mucho ¿verdad? ya verás como esto se volverá tan natural en pocos minutos, te olvidarás de ello y lo llegarás a hacer de forma automática y sin pensarlo.

Haremos todo lo posible para crear un ambiente distendido y relajado para hacerte sentir lo más cómoda posible en poco tiempo.

La mirada

Por lo general intentamos que la mayor parte de la sesión evites el contacto visual directo con el objetivo, ya que buscamos la sensación de que realmente estás sola en una habitación, pero hay alguna ocasión en la que podemos pedirte mirar a cámara.

En una Sesión Boudoir se pueden lanzar dos tipos de miradas: Inocentes y Seductoras (incluso llegar a fusionar ambas). Las inocentes, dependiendo de la situación el color del estilismo y la pose pueden dar lugar a una foto muy sincera, sensual y dulce a la vez. Sin embargo la mirada seductora es aquella que “atraviesa” ferozmente la cámara, al fotógrafo y a aquel que está mirando la foto, sin dejar de estar relajada.

Espalda recta

Fácil de decir, fácil de hacer… al menos durante unos instantes hasta que tu cuerpo de forma inconsciente deje los hombros caídos y la espalda curvada. Debes intentar mantener los hombros ligeramente hacia atrás así la espalda por si sola quedará recta.

Luego habrán poses, principalmente en las que estés tumbada o apoyada en una pared, donde la espalda debe hacer curva, para que la luz entre y resalte la curvatura sensual de tu espalda y el final de ésta.

Brazos y manos

Posiblemente lo más complicado de dominar y sin embargo lo más expresivo junto a la mirada. Cuando empiezas una sesión lo primero que piensas es “¿Qué hago con las manos?¿Me las corto?”. Tienes un sin fin de posibilidades para jugar con tus brazos y tus manos, empezando por tu propio cuerpo, acaríciate el rostro (OJO! acariciar, no aplastar), toca tus piernas, tus hombro o tu pelo, abrázate la cintura o juega con tu pelo.

Interactúa con el escenario, si estás frente a una ventana por ejemplo, toca el cristal de ésta, coge la cortina como si la quisieras apartar suavemente, apóyate en ella ligeramente…

Juega con tu lencería, “colócate” un tirante del sujetador, bájalo y vuélvelo a subir, toca suavemente el borde de tu braguita como queriendo colocarla, ponte una bata y juega con ella. Como ves, tienes un buen repertorio para no dejar las manos colgando.

Pies

Al igual que con la espalda el cuerpo queda mucho más elegante, con los pies pasa exactamente igual. Siempre será más femenino y delicado si tus pies están en punta que si están en flex o plano. Tampoco es necesario que se fuercen los pies para estar en punta, sino que se busca siempre un término medio que denote naturalidad y no aparente tensión.

Movimiento y fluidez

Sí, somos muy cansinos con lo de que buscamos la naturalidad en las fotografías y aquí va otro truco para ganar un poquito más de ésta en tus fotos. No eres un maniquí estático, siempre buscaremos que hagas gestos normales como por ejemplo retirarte el pelo de la cara, ponerlo detrás de la oreja, acariciarte el brazo, subirte o bajarte el hombro de la bata, atarla… Todo ello constituye la base de un posado natural y de un resultado espectacularmente elegante. Haz tus movimientos despacio y con tranquilidad y sin aspavientos, de esta forma captaremos todo el movimiento desde el principio hasta el final.

 

Esperamos que estos breves trucos puedan ayudarte a la hora de enfrentarte a tu primera sesión fotográfica en general y Boudoir en particular.

No olvides comentar y compartir con tus amigos/as ;)