Esta página sólo puede ser vista en orientación vertical.

Fotógrafo de bautizos


El bautizo suele ser el primer gran evento donde se presenta en sociedad al recién nacido, por lo que su celebración en la mayoría de los casos  es tomada con gran importancia por los padres del pequeño, quienes preparan con ilusión este día tan especial. Contratar un fotógrafo de bautizos profesional te garantiza un recuerdo imborrable.

¿Qué es el bautizo?

18267_0067El bautizo es el primer acontecimiento importante en la vida del recién nacido según se establece en la religión católica. En esta celebración, se realiza la iniciación del bebé al cristianismo. Esta iniciación simbólica consiste en un ritual en el que se utiliza el agua para sellar la adopción del catolicismo. La forma tradicional consistía en sumergir al bautizado en agua completamente, pero hoy en día suele emplearse el derramamiento de agua sobre la cabeza del recién nacido o simplemente salpicar el agua en caso de que el derramamiento no se considere oportuno. Cabe decir que el bautismo no siempre tiene como protagonistas a niños recién nacidos, sino que también pueden bautizarse personas de cualquier edad que hayan decidido convertirse al catolicismo en cualquier etapa de su vida.

Por otra parte, a pesar de que el bautismo tiene su origen y fundamento enteramente ligado a la religión, en algunos países se ha desarrollado una ceremonia análoga, pero totalmente laica y desligada totalmente de la religión, y cuyo objeto es también el de dar la bienvenida al bebé.

¿Quién participa en un bautizo?

Como todo acontecimiento importante,  el bautizo es una celebración en la que se reúnen todos los familiares, amigos y demás allegados de la persona o personas en torno a la cual se organiza el evento. Sin embargo, teniendo en cuenta que el bautizo gira en torno a un recién nacido, los padres se convierten en las personas que casi con total seguridad se encargarán de la organización del evento, de manera que  a pesar de que el bebé es el centro de atención, el único apoyo visual que tendrá años después el niño para ilustrar cómo fue su bautizo serán las fotografías y vídeos que se realicen  durante el transcurso de la celebración.

¿Necesitas un fotográfo de bautizo?

Si necesitas un fotógrafo profesional para un bautizo contacta con Vicente Esteban

¡Contacta YA!

En esta ceremonia, además del niño y sus padres, toma especial importancia la figura de los padrinos. Los padrinos suelen ser dos personas, hombre y mujer (o en algunos casos, sólo se elige una única persona) y son elegidos por los padres del bebé. Su presentación formal se realiza también en el bautizo, durante la ceremonia. Estas personas tomarán una gran importancia en la vida del bebé, porque se encargarán de su tutela en caso de que los padres no puedan hacerlo, y además, lo ideal sería que también estos se encargasen de que el niño fuese educado según la religión católica.  Por lo tanto, estas personas deben cumplir una par de requisitos para poder vincularse al bebé como sus padrinos; deben estar bautizados y tener más de 16 años.

¿Cómo se organiza un bautizo?

El bautizo se suele celebrar en torno al mes de vida del bebé, y en muchos casos, puede suponer un quebradero de cabeza a la hora de la organización, por la envergadura de la misma y por el amplio número de personas a tener en cuenta.

Lo más fácil para organizarse, es desglosar y ordenar cronológicamente los pasos  seguir.  Más o menos, el orden sería el siguiente.

Primero hay que decidir sobre la edad en la que se quiere bautizar al niño, pudiendo variar entre las pocas semanas de vida hasta el año o incluso más adelante, decisión que depende enteramente de los padres.

Segundo, se realiza la elección de los padrinos, pues, junto a los padres, son personas indispensables en la ceremonia, y se debe tener en cuenta su disponibilidad a la hora de elegir la fecha en la que se realizará la ceremonia.

18301_0018Tercero, es hora de buscar iglesias y poner la fecha exacta, para así asegurarnos de que la iglesia se encontrará disponible en el día que conviene a las personas arriba citadas, además de conocer las normas particulares del lugar, y emprender el proceso burocrático pertinente, previo a la ceremonia y las charlas acerca de la misma.

Cuarto, e imprescindible para  que la ceremonia quede plasmada para la posteridad, es la contratación de uno o varios fotógrafos que inmortalicen cada momento del día, impregnando la esencia personal de la ceremonia en cada instantánea, ya que, como hemos dicho antes, el o la protagonista de la ceremonia no será consciente ni la recordará por sí mismo años después.

En quinto lugar, sería el momento de visitar la iglesia para escoger las preferencias en cuanto a las lecturas, las canciones, las plegarias y la duración, para personalizar el ritual, dentro de los cánones católicos establecidos.

Una vez planteada y programada la ceremonia religiosa, debemos ponernos a pensar en cuanto queremos prolongar la celebración. Lo que se suele hacer una vez termina el acontecimiento religioso, es un convite o banquete, donde se reúnen todas las personas participantes en el bautizo, hayan estado o no dentro de la iglesia durante  su realización.

Las posibilidades de elección de este espacio son infinitas. Dependiendo principalmente del presupuesto del que se disponga para este evento, puede consistir en una comida en una casa de campo o similar que posea algún miembro de la familia, o un banquete en un restaurante que tenga cabida para este tipo de celebraciones. Al final de todo, lo que más importa no es la economía, sino de poder disponer de un espacio de reunión donde disfrutar todos juntos de este día tan especial.

¿Necesitas un fotográfo de bautizo?

Si necesitas un fotógrafo profesional para un bautizo contacta con Vicente Esteban

¡Contacta YA!

Por último existen numerosos detalles personalizables para imprimir nuestra huella durante todo el evento. Empezando por las tarjetas de invitación que recibirán todos los invitados para ponerles en conocimiento el día y los detalles del bautizo, hasta todo un surtido de detalles que podemos incluir durante el día, como globos, servilletas, manteles, photocall, y demás detalles que se nos ocurran, y acabando con un pequeño regalo o detalle que se suele entregar a todos los invitados,  que suele ser diferente para hombres y mujeres, que normalmente lleva grabado el nombre del niño o niña y el día de la celebración, para que quede como un recuerdo de ésta. Se personalizan todo tipo de objetos con este motivo, de manera que los padres pueden elegir (una vez  más) entre un amplio abanico de posibilidades.

Desde Vicente Esteban esperamos que estos consejos aquí recopilados resulten útiles a la hora de plantearos la celebración del bautizo de vuestro bebé y también aprovechamos esta oportunidad para dar a conocer que Vicente Esteban se encuentra a vuestra completa disposición para encargarse de todo lo relacionado con la fotografía para que este día tan especial quede inmortalizado para el recuerdo.